40% de descuento en toda la tienda con el código BDAY40

7 razones por las que el descanso es vital para el estado de ánimo y la salud
Salud y Bienestar

02 Agosto 2019

7 razones por las que el descanso es vital para el estado de ánimo y la salud

7 razones por las que el descanso es vital para el estado de ánimo y la salud

Un buen descanso es muy importante. Nuestros patrones de sueño ciertamente revelan muchos de los secretos de nuestro estado de ánimo y nuestra salud. De hecho, todos necesitamos literalmente un sueño de calidad cada noche. Aunque la mayoría no actúe como si fuera tan crucial y no se dé cuenta de las consecuencias de no dormir lo suficiente.


A medida que la tecnología crece y se integra más profundamente en nuestras vidas y horas de dormir, estamos perdiendo el sueño. Como estamos conectados a los dispositivos electrónicos las 24 horas del día, esto puede impedirnos dormir bien. Por ejemplo, los británicos duermen cada vez menos. Según el Great British Bedtime Report, el 12% de las personas duermen menos de cinco horas por noche, un 7% más que en 2013. La investigación también indica que más de una cuarta parte de los británicos (26%) duerme en una cama incómoda.

 

Después de varias noches durmiendo mal, los efectos mentales del insomnio se agravan, provocando una mayor inquietud, pérdida de memoria y peores tiempos de reacción, entre otros efectos. Si esto no es lo suficientemente alarmante, probablemente necesites unas cuantas razones más para invertir en un sueño de calidad. Por eso hemos elaborado una lista con las siete razones principales por las que el sueño es una parte fundamental de una vida sana.

  

1. Dormir mejor hace perder peso y regula el metabolismo

No dormir lo suficiente puede repercutir en el peso, el metabolismo y las hormonas. La falta de sueño aumenta las hormonas del estrés y cambia la forma en que el cuerpo procesa los carbohidratos. También afecta al apetito.

 

   

2. El sueño rejuvenece la piel

El término "sueño reparador" no se hizo popular de la nada. El sueño que disfrutamos (¡o no!) se nota en nuestras caras. Los problemas de sueño pueden provocar una disminución de la elasticidad de la piel con el paso del tiempo. Esto significa más ojeras, puntos negros y envejecimiento prematuro. Esta es la cuestión: los productos de belleza pueden ser populares, pero si realmente buscas una solución a largo plazo, intenta mejorar tus hábitos de sueño. Agradézcanoslo después.

   

3. Dormir bien mejora la memoria

El sueño ayuda a nuestro cerebro a recuperarse y revitalizarse noche tras noche, ayudándonos a almacenar recuerdos y crear nuevas ideas. Esto significa que la calidad del sueño determina lo bien que recordamos las cosas y lo bien que absorbemos la información. En definitiva, dormir mejor significa mejorar la capacidad cognitiva.

    

4. Previene enfermedades e infecciones

Si crees que te contagias de todos los resfriados, puede que tu hora de dormir sea la responsable. Hablando de salud física, una buena noche de sueño mejora la capacidad del cuerpo para luchar contra las infecciones al favorecer la regeneración celular. En cuanto a las enfermedades, la falta de sueño aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, enfermedades renales, obesidad y diabetes. En general, dormir bien refuerza nuestro sistema inmunitario y ayuda a nuestro cuerpo a recuperarse más rápidamente de las enfermedades.

 

   

5. El sueño ayuda a mantener nuestro tiempo de reacción física

Un déficit de sueño puede reducir nuestro tiempo de reacción y nuestros reflejos. Cuando nuestra deuda de sueño empieza a acumularse, podemos estar exponiéndonos a efectos muy graves, como quedarnos dormidos al volante. También aumenta el riesgo de lesiones y accidentes en casa, en el trabajo o en la carretera. La solución es sencilla: descansar.

   

6. Mayor productividad

Dormir bien durante la noche es esencial para el cuerpo y la mente. Una vez que consigas unos buenos ciclos y hábitos de sueño, es probable que experimentes un aumento de tu productividad. Según los expertos, incluso después de una mala noche de sueño, una siesta de 10 minutos ya aumenta nuestra capacidad de estar alerta y de resolver problemas.

   

7. Los hábitos de sueño regulares aumentan la calidad del sueño

Cada persona necesita diferentes cantidades de sueño. Aunque no hay una regla estricta sobre la cantidad de sueño que debemos tener, en general se recomienda que los adultos de 18 a 65 años duerman entre 7 y 9 horas por noche, mientras que las personas mayores pueden necesitar un poco menos. Si puedes ajustar tu cuerpo a un ritmo natural (o al menos regular), dormirás mejor. En resumen: debes tener en cuenta tus necesidades reales de sueño.

 

   

La forma en que vivimos tiene un gran impacto en nuestro sueño. Lo último que necesitas antes de acostarte es estar con el teléfono, la tableta o el ordenador. En su lugar, intenta escuchar música tranquila o meditar y hacer ejercicios de respiración. Estos son algunos trucos que te ayudarán a mantener unos hábitos de sueño saludables y a ser una versión más feliz y sana de ti mismo.

Mientras duermes, tu cuerpo se construye y repara, por lo que un buen sueño reparador te ayuda a relajarte también durante el día, mejorando tu salud mental y tu bienestar emocional.

En pocas palabras: ¡duerme, por tu salud! Y ahora, deja de sacrificar tu tiempo para dormir sólo para hacer "una cosita más".

Deja tu comentario sobre este artículo

El formulario fue presentado con éxito.
Campo de llenado obligatorio.
Campo de email no es válida
Campo con límite máximo de caracteres
Este campo no coincide con el anterior
Campo con límite mínimo de caracteres
Se ha producido un error en la presentación, por favor revise el formulario.

* Campos de relleno obligatorio.